lunes, 21 de agosto de 2017

Un tranvía rojo en la CMU.



No había encontrado ningún establecimiento cuya portada fuera el frente, real o imaginario, de un tranvía. Hasta que hace pocas semanas lo vi en Madrid, en la Calle de Villaamil nº 7. Pocos días más tarde, el pasado 19 de Abril, volví con cámara fotográfica; elegí la mañana para tomar la foto a favor de la luz. La calzada estaba en obras, preparando una zona de estacionamiento. La puerta del Café-Taberna estaba entreabierta; eran las 10.43 horas y estaban limpiando.



Volví el 1º de Mayo, esperando encontrar más tranquilidad por ser jornada festiva. Acudí a primera hora de la tarde pensando tomarme un café o una Tónica. Eran las 16.51 horas y había coches aparcados, con un oportuno hueco.



Pero el establecimiento estaba cerrado, supongo que por ser la Fiesta del Trabajo. Tomé una vista próxima para que se apreciara el “billete” de tranvía.



Yo tenía interés en poder preguntar al dueño del establecimiento el cómo y el porqué de esa portada con el frente de un tranvía, y, sobre todo, el porqué de la pintura roja en la parte inferior del vehículo. Después de la Guerra, los tranvías que circularon en esa línea de Cuatro caminos a Virgen de la Paloma eran azul y crema (en tiempos de la Empresa Municipal de Trasportes, EMT, desde 1953) o azul y blanco (en los anteriores tiempos de la Compañía Madrileña de Urbanización, CMU). Y antes de la Guerra los tranvías de la CMU eran blancos.

En el “billete” figuraba la dirección de una Web; pero esa dirección no responde. Una búsqueda en Google, y aparece en primer lugar un Facebook de esa “Tavern-Tran”. Pero es descorazonador comprobar que la última actualización tiene fecha 28 de Octubre de 2016… En cualquier caso, nos muestra cómo es el interior, o al menos cómo era el 20 de Agosto de 2015:



Otras informaciones en Google, de distintos orígenes, señalan que el propietario de este establecimiento estuvo relacionado con un establecimiento similar de nombre El Tranvía, en la cercana Calle de Jerónima Llorente.

Una toma de Street-View de Abril de 2016.



Esta imitación del frente de un tranvía se encuentra a menos de 100 metros de distancia de la Calle de Francos Rodríguez, donde estaba situada la vía por la que circulaba el tranvía de Cuatro Caminos al Colegio de la Paloma. La calle de Francos Rodríguez está justo detrás de esas casas bajitas que estrechan la Calle de Villaamil al fondo de la imagen de Street-View.



Escribí al principio que en esa línea los tranvías que circulaban no eran rojos. Sin embargo, en la CMU existió un tranvía que estuvo decorado más o menos con los colores del frente del tranvía que estamos viendo. Aunque la imagen es de muy baja calidad, empiezo por un recorte de La Libertad del 24 de Marzo de 1936 que muestra el coche nº 15 de los Tranvías de la Ciudad Lineal (la CMU) decorado en rojo ¿y blanco?:



Una información más completa, aunque parcialmente falsa, apareció en El Heraldo de Madrid del 23 de Marzo de 1936:



Lo único que hay de cierto en ese texto es que los obreros se apoderaron de la CMU y decoraron ese tranvía con ese color y esas siglas. Pero ni la Empresa Mixta, ni el Ayuntamiento, ni la Sociedad Madrileña de Tranvías se hicieron cargo de la explotación. El 13 de Marzo de 1936 el “Consejo de la Empresa Obrero” ocupó la CMU, incautándose de los coches y servicios. El 23 de Marzo los obreros sacaron a la calle el coche pintado de rojo. Por Orden Ministerial de 1º de Abril de 1936 tuvo lugar la incautación por el Estado de las líneas, basándose en el abandono o interrupción del servicio.

Tras la incautación por el Estado de las líneas de la CMU, el Interventor de línea del Estado, Jefe de Explotación de las líneas, solicitó un auxilio de 25.000 pesetas para la explotación. Tuvieron que hacer frente a reparaciones del material móvil y fijo, y había facturas pendientes de pago. Desde el 19 de Julio, los ingresos no cubrían los gastos de personal (400 personas) con un déficit de 5.000 pesetas cada diez días. El Consejo Superior de Ferrocarriles, en sesión del 27 de Agosto de 1936 propuso se concediera una compensación económica, y así se hizo por Orden Ministerial de 9 de Septiembre de 1936. Pero pronto se recuperó económicamente; a la terminación de la Guerra, un texto oficial señala que “en el momento de la Liberación de Madrid había en el Banco saldo a favor”.


Saludos.
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario