viernes, 12 de enero de 2018

Tranvías EMT. Línea 73 (2).


Hoy presento el segundo capítulo de la línea 73, con fotos tomadas el último día de circulación.


Línea 73.  ESTRECHO – PEÑA GRANDE.

Circuló con este disco del 24/8/1967 al 25/4/71. Antes del 24/8/1967, y desde el 8/8/1965, había circulado con este disco en el recorrido Cuatro Caminos - Peña Grande. Antes del 8/8/1965 había circulado con el disco 3. Fue sustituida por el autobús línea 64.

Y ahora pasemos a una selección de fotografías tomadas el último día de circulación, 25/4/1971. Las fotos las presento en el mismo orden en que las tomé, pero, aparte la brevísima descripción que acompaña a cada una, no soy capaz de identificar el punto exacto de cada una. Tomé 29 diapositivas, a lo largo de toda la línea, pero ese día empezando y terminando en Estrecho. He revisado los tranvías que aparecen en ellas, y sólo he encontrado 4 tranvías distintos; todos ellos ya los había visto el día anterior.

En las imágenes de este “último día” intento presentar, principalmente, imágenes urbanas, en ambos términos.

Ese mismo “último día de circulación” un miembro de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid estuvo filmando la circulación de tranvías en esa línea 73. No nos vimos, y ni él aparece en mis diapositivas ni yo aparezco en su filmación. Pero sí aparece en su filmación mi coche, aparcado junto a la vía en un punto de la línea.



   El tranvía 1139 en el término de Estrecho.   25/4/1971.


   El tranvía 1147 en Bravo Murillo, dispuesto a girar a Lope de Haro. Detrás, el autobús Pegaso 5022 nº 1270 en línea 42.   25/4/1971.


   El tranvía 1147 ha entrado en Lope de Haro.   25/4/1971.


   El tranvía 1117 pasa de Lope de Haro a Covadonga.   25/4/1971.


   El tranvía 1139 en Francos Rodríguez, hacia Estrecho.   25/4/1971.


   Difícil fotografiar el cruce de dos tranvías. 1117 y 1139 se cruzan ante el Colegio de La Paloma.   25/4/1971.


   El tranvía 1147 entra en la zona de explanación propia, más allá del Colegio de la Paloma.   25/4/1971.


   El tranvía 1101 sale de la explanación propia, más allá del Colegio de la Paloma. A la izquierda, parada de la línea periférica P-27, Cuatro Caminos – Lacoma por Peña Grande.   25/4/1971.


   Una foto “rural”: el tranvía 1147 en la S de la parte ajardinada.   25/4/1971.


   El tranvía 1117 en la parada de origen en Peña Grande.   25/4/1971.


   El tranvía 1101 entra en la raqueta de Peña Grande; se observa la vía de apartadero bajo el R8. El autobús de la línea Periférica P-27 obstaculiza el giro del tranvía.   25/4/1971.


   El tranvía 1101 girando en la raqueta de Peña Grande.   25/4/1971.


   El tranvía 1147 en el ángulo de Francos Rodríguez. Obsérvese la nueva disposición de las vías (es más fácil verlo en la línea aérea) tras la puesta en servicio de la raqueta de Estrecho. Al fondo, la calle de Villaamil.   25/4/1971.


   El tranvía 1147 en el término de Estrecho, bajada y subida de viajeros.   25/4/1971.


   El tranvía 1117 girando de Francos Rodríguez a Bravo Murillo. No había forma de fotografiar en solitario un tranvía haciendo ese giro.   25/4/1971.


Siguiente capítulo: …Tranvías EMT. Línea 78 (1).

Saludos.
José Antonio.

8 comentarios:

  1. Buenas tardes Jose Antonio y de nuevo gracias por ese entrañable álbum de recuerdos tranviarios.
    Hay algo que siempre me he preguntado. Cuando se suprimía una línea de tranvías, ¿qué pasaba con todo el personal adscrito a ella (cobradores, conductores, etc)? ¿Les recolocaba el Ayuntamiento de alguna manera en otro sitio? A fin de cuentas, estas decisiones tenían su efecto en muchas personas y en sus familias.
    Abrazos y feliz 2018

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una empresa grande como la EMT no resulta difícil adsorber ese personal excedente.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  2. Magníficas y sobre todo inéditas fotos. No hay muchas de los últimos años del tranvía, y las que vi no eran de esta línea

    ResponderEliminar
  3. Hola José Antonio. Magníficas y entrañables fotos 'pasado'. Nací en el 60 y conocí esos tranvías que cogía mi madre para ir desde Peña Grande hasta Cuatro Caminos. Pero recuerdo otros tranvías más chatos, más anchos y menos largos. Puede ser?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente recuerdas los tranvías del modelo que aparece en esta entrada del blog:
      https://electrovia.blogspot.com.es/2014/02/la-verdadera-historia-del-477-1.html
      Muchas gracias por tu comentario.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  4. Hola, José Antonio.
    Mi niñez, años sesenta, transcurrió en torno a la calle Francos Rodríguez, donde vi circular y monté en los tranvías "cortos" Cuatro Caminos-Peñagraande y Quevedo-La Paloma, después los vi circular mezclados con los "largos", viví las obras veraniegas de las calles Lope de Haro y Covadonga. Recuerdo cómo esta calle se cerró totalmente al tráfico durante las obras y cómo incluso después estuvieron circulando efímeramente por esa calle únicamente los tranvías, sin coches. Entonces no comprendí que lo que habían hecho era suprimir la línea de la Paloma y acortar la 73, pero a cambio disfrutaba viendo como en dirección al Colegio de los Salesianos de Estrecho, donde estudiaba, se mezclaba la línea 73 con la línea 78, con la gran vueltona del cruce de las calles Francos Rodríguez, Villaamil y Jerónima Llorente, donde el caos de tráfico era terrible, porque los PCC en esa curvona iban de lado a lado de la calle Francos Rodríguez y la armaban gorda. Además creo recordar que por Jerónima Llorente subían también algunas camionetas (así se se llamaba a los autobuses periféricos), la P-29 de Valdezarza, o la P-28 del Barrio del Pilar, en sus dos fases, y el follón era mayor todavía en los cruces de camionetas y tranvías. Más de una vez vi a los guardias de tráfico intentar poner orden en ese cruce, para diversión de nosotros los niños. A veces mandaban dar marcha atrás a un 78 atravesado en la curva, para dejar pasar un camión que subía por Jerónima Llorente, o cosas así. Yo jugaba en mi casa, haciendo un plano de las calles y dibujando las vías y por allí hacía circular mis tranvías, mis coches y mis autobuses, todos simples taquitos alargados de madera, y simulaba el tráfico y los embotellamientos. Al margen de esos recuerdos nostálgicos, ni entendí entonces (siendo niño), ni entiendo ahora (siendo adulto) por qué Madrid fue tan hostil a los tranvías y por qué alcalde tras alcalde se han empeñado en borrar todo rastro de su historia en las calles y en los museos. No haber conservado o restaurado ni un sólo PCC, después de haberlos visto a la intemperie por años en las cocheras de Fuencarral, es algo que no puedo entender. Ver "enterrado" el único vestigio, el 477 en una estación de metro, me produce muchísima pena. Es como decir: "no vas a ver la luz del sol jamás". Hay decenas de ciudades en el mundo que tienen sus museos tranviarios, no digo ya que las que los mantienen o reimplantan para su servicio activo. Pero incluso, ciudades como Buenos Aires o Rosario, donde ya no circulan para servicio público, sí han reconstruido pequeños circuitos turísticos, simbólicos. ¿Eso no se ha podido hacer en Madrid? No lo entiendo.
    Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo, celebro haber despertado tus recuerdos. Ese es uno de los objetivos de este blog. Y muchas gracias por haberlos compartido con todos los lectores.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar