jueves, 23 de febrero de 2017

Autobuses Turísticos en Madrid. (2)

TRAPSA hasta el 2000.

Tras la desaparición del Guy Ayats, aparece un servicio de autobuses turísticos, más o menos en la línea del anterior. Ahora lo promueve TRAPSA, utilizando para ello algunos Scania Irizar Dragón de su flota (de dos pisos y tres ejes) a los que se les acopla un sistema de audio en distintos idiomas.

Se plantaron las paradas, que recuerdo ver en el Paseo del Prado, Recoletos y Castellana, y los autobuses se pintaron con el blanco como color dominante y rótulo “Madrid VISION”.

Y aquí viene mi fallo. Yo estaba convencido de que tenía fotos de estos autobuses, pero resulta que no es así. Yo estuve fotografiando autobuses turísticos Scania Irizar en ese recorrido, pero parece que los que yo cacé eran unos autobuses similares en Servicio Discrecional, uno de Pullmantur (Travel Bus) y otro Juliá. Las dos fotos están tomadas en Julio de 1989, en Nuevos Ministerios.

 
Pullmantur (Travel Bus), la matrícula está borrosa, pero podría ser M-5697-HB.

Juliá. MU-0916-AD



Adenda.

Publicada esta entrada, recibo un correo electrónico del colega Alfredo Gutiérrez, coordinador del Grupo Yahoo! de Autobuses-y-Autocares. Incluye la fotografía de uno de los autobuses blancos de TRAPSA, Irizar Dragón, que describo en esta entrada, autorizándome a publicarla. Muchas gracias, Alfredo.
 
TRAPSA nº 956, M-1946-HC en la parada del Museo del Prado (en Neptuno), 16/8/1998.

Siguiente capítulo: 2000 - 2001. Los amarillos.


Saludos.
José Antonio.

jueves, 16 de febrero de 2017

Autobuses Turísticos en Madrid. (1)

La prehistoria.

Considero que un “autobús turístico” es un servicio público que tiene por objeto mostrar lugares de interés turístico mediante recorridos predeterminados, con paradas fijadas y horarios publicados, abonando un precio, con billete de transporte que puede ser adquirido a bordo o en puntos determinados del exterior. El servicio puede contar o no con licencia municipal. Su principal característica es que el billete tiene un plazo de validez que normalmente es de un día o de 24 horas; En ese período de tiempo, el usuario puede descender de un autobús y volver a subir en otro, lo que en inglés se designa como “hop on – hop off”. El precio del billete es superior al de un servicio de autobuses urbanos, aunque sea prestado por la misma empresa encargada de los transportes urbanos. El vehículo puede contar con un guía turístico o con un sistema equivalente de informaciones grabadas en distintos idiomas. Casi por definición se utilizan autobuses de dos pisos.

Me propongo presentar en varios capítulos la historia de los autobuses turísticos de Madrid, desde los precedentes (la prehistoria) pasando por las explotaciones alegales que florecieron entre 2000 y 2001 y terminando por la primera explotación con licencia municipal, entre los años 2001 y 2011. Como las empresas y vehículos que prestaron servicio en Madrid también estuvieron presentes en otras ciudades, no tendré más remedio que incluir esas referencias, sin que esta serie sea, en absoluto, una historia de los autobuses turísticos en esas otras ciudades. No voy a hablar de los actuales servicios turísticos en Madrid (2017).


Empezamos por la prehistoria, con un par de autobuses de dos pisos que, en períodos sucesivos, prestaron un servicio turístico en Madrid, y también en Barcelona. Ambos fueron propiedad de Pullmantur, que equivale a decir Compañía de Automóviles Vascongados. Estos autobuses no prestaban un servicio equiparable al de los actuales autobuses turísticos (con horario publicado, paradas marcadas y acceso en cualquier parada), sino que eran alquilados por las Agencias para “dar una vuelta por la ciudad”. Eran autobuses de dos pisos.

El primero era un Leyland Atlantean carrozado por Ayats, matrícula GE-60509. Entre los dos pisos llevaba el rótulo “madrivisión”, y tanto en la delantera como en la trasera “Pullmanvision”. La foto está sacada de un anuncio de Ayats, en Autorevista de Diciembre de 1967. Parece que está parado ante la Ermita de San Antonio de la Florida. Matrícula de 1966.

 
Este coche pasó después a Barcelona, y aquí está en una foto, escaneada de otro libro, con el rótulo “Barcelonavisión”.



El segundo era aparentemente un GUY, carrozado por Irizar, matrícula M-1979-D, de 1972. En los listados de los colegas ingleses se dice que este coche era el nº 2000 de Pullmantur, y que, aunque aparentemente era un GUY Conquest, era en realidad un Daimler SRC6. La foto está tomada el 6/5/1975, en Marqués de Monistrol (actual M-30).

 

En uno de mis viajes al Reino Unido encontré una supuesta reproducción de este último autobús, realmente un juguete. Se trata de un modelo del fabricante japonés “tomica” de un autobús londinense (por tanto con puertas sólo a la izquierda) a escala 1/130, rotulado “madrivisión”.



Siguiente capítulo: TRAPSA hasta el 2000.


Saludos.
José Antonio.

sábado, 4 de febrero de 2017

Barcelona. Metro Transversal, 1972. (6)

Vuelta a los 100.
 

Mi objetivo inicial al empezar esta serie era rendir homenaje a los trenes de la serie 100. Dado que tenía fotografías, decidí ampliar la presentación a otras series de coches del Transversal, con fotografías de mi visita de Septiembre de 1972. Acabo ahora con un capítulo que vuelve a estar dedicado a los coches de la serie 100.


Información literaria y gráfica sobre el Metro de Barcelona (historia, explotación, material móvil) puede encontrarse en distintos libros. Uno de ellos, “El Metro de Barcelona – II”, de Carles Salmerón, número 17 de la colección “Els Trens de Catalunya”. Publicado en 1992, se notaba que se iba quedando anticuado, aunque para mantenerse al día bastaba con estar suscrito a la revista Carril. Recientemente ha aparecido un nuevo libro sobre el Metro Transversal.

En el libro de Salmerón, además de texto, cuadros y fotografías existen también diagramas de los distintos tipos de trenes, incluido el de la serie 100 en estado original, algo que, sin duda, será útil a los modelistas.

Pero yo quería hablar de otro plano de un coche de la serie 100, dirigido a los modelistas. Me lo encontré en una revistilla (lo digo por las dimensiones) titulada “Tren Miniatura”, en el número 27 correspondiente a Marzo de 1959. Incluía un corto artículo sobre “El Metro de Barcelona”, firmado por “Moreno”, y la página central contenía un dibujo, prácticamente a escala H0, de un “Automotor serie 100”. Éste era:


Un plano tan detallado invitaba a intentar llevarlo a la práctica. Preparé los planos a escala HO (1/87) y a escala N (1/160); y en esta última escala preparé el procedimiento constructivo, aprovechando que disponía de un “chasis” motorizado japonés y varios bogíes de remolques, con enganches funcionales tipo Tomlison. Y que el generoso gálibo de los “100” permitía albergar en su interior el chasis japonés.

En determinado momento decidí probar mis posibilidades de construcción de vehículos ferroviarios en escala N utilizando latón, poliestireno o una mezcla de ambos materiales. Junto a tres vehículos de RENFE y el T-4 del Metro madrileño, realicé una pareja de coches serie 100 del Metro Transversal de Barcelona: un vehículo motorizado y el otro no. Caja en latón y techo en poliestireno, con el detalle de la rejilla en los testeros; simulación del equipo eléctrico del coche no motorizado en poliestireno. Por supuesto, los bogíes no corresponden a los utilizados en los 100. Como es habitual en mí, los vehículos nunca fueron pintados. En la foto, en primer término el coche no motorizado:



Saludos.
José Antonio.